Hay estilos que no pasan de moda nunca y cuando empieza el calor no podemos evitar comenzar a pensar en el mar, la playa y por tanto en el estilo marinero o navy que es muy fácil de aplicar en tu casa aunque no vivas cerca de la costa.
Lo primero que debemos tener en cuenta es que podemos conseguir un estilo navy atemporal sin necesidad de poner ningún símbolo o elemento marinero.

La clave principal del estilo navy es la paleta de colores que debe ser limpia. Lo más clásico es el azul marino y el blanco o incluso el blanco con el amarillo, pero cualquier combinación de tonos azules o verdes con blancos pueden ser un acierto.
En cuanto a los estampados, las rayas anchas son las reinas indiscutibles. Colchas, cojines o incluso estores o el papel pintado de la pared.
La decoración navy se puede aplicar fácilmente y con muy resultados a todas las estancias de nuestra casa. Si vives en zonas de clima frío es posible que esta decoración no sea la que aporte más confort a tu salón o dormitorio puesto que sus colores y sensaciones están enfocados a generar frescor y amplitud hacia el exterior y es posible que no sea lo que necesite tu casa en ese caso.
Si lo que buscas es transmitir limpieza, tranquilidad y unión con la naturaleza no lo dudes y transforma tu casa para el verano con el estilo navy.