El consumo en electricidad, gas y agua es el mayor gasto al que hay que hacer frente en una vivienda. Pero la eficiencia energética de nuestra vivienda no solo puede mejorar el confort de nuestro hogar sino que además contribuye a mantener el medio ambiente.

A continuación compartimos unos consejos para poder ahorrar en electricidad en un inmueble, pues muchas veces por las ventanas puede haber fugas de aire que supongan un mayor consumo de calefacción o aire acondicionado.
Las construcciones más modernas suelen preocuparse de que el aislamiento sea bueno pues se amortiza en la reducción de consumos en muy poco tiempo. Desde los años 80 existe un estándar para certificar casas pasivas, casas en las que se asegura que el consumo para mantener la temperatura es mínimo.

Pero los que no están pensando en mudarse a una casa pasiva, pueden seguir estos consejos para ahorrar en electricidad y en agua en el hogar. Pequeños cambios como sustituir las bombillas antiguas por iluminación led o reparar los grifos que gotean nos ayudará a ahorrar en las facturas y a disfrutar de nuestro hogar de una manera más sostenible.

Consulta el Dossier completo aquí.

Compártelo: